Un ERP es básicamente un “Sistema de Gestión Empresarial“, enfocado en aspectos administrativo-contables de la empresa, tales como:

  • Cuentas Corrientes de Clientes y Proveedores
  • Gestión de Stock e Inventarios.
  • Gestión de Caja y Bancos.
  • Control de RR.HH. y Pago de Haberes (Salarios).

Un CRM (“Customer Relationship Management“) es un software enfocado en los aspectos y procesos COMERCIALES de la empresa. Entre estos procesos gestionados por los CRMs se incluyen:

  • Prospección (e-mail marketing e integración con redes sociales).
  • Registro de las interacciones con prospectos (futuros clientes, prospectos o “leads”).
  • Cotización (Confección de Presupuestos).
  • Registro y Seguimiento de No Conformidades (Quejas, Denuncias, Reclamos).
  • Gestión de la Fuerza de Ventas (seguimiento a los Vendedores).

¿Cuál es la Diferencia entre un ERP y un CRM?

En resumen, el objetivo del CRM es hacer crecer el negocio (“vender más, atender mejor”), mientras que el cometido de un ERP es administrar la empresa.

Por qué un ERP con módulo CRM no funciona

Los ERPs no fueron construidos para vendedores; en particular, suelen ser sistemas “rígidos”, exigiendo el ingreso de muchos campos (en su mayoría obligatorios) con códigos numéricos, combinaciones de teclas para buscar estos códigos, etc. Adicionalmente, las pantallas de ingreso de datos (la “interfaz de usuario”) no fueron diseñadas para ser amigables. Esto suele ser otro aspecto valorado por los vendedores: que el sistema comercial (CRM) sea sencillo de utilizar, que funcione en equipos móviles, y que requiera solamente un breve capacitación para su uso.

Categorías: CRM

0 Comentarios

Deja un comentario