En una reciente encuesta realizada a tomados de decisión, Nucleus Research descubrió que los proyectos de implementación de CRM han generado un retorno de hasta $5,60 por cada $1 invertido. Sin embargo, para que su proyecto sea bien sucedido, errores comunes deben ser evitados.

Falta de una clara visión: Identifique los problemas que desea resolver y la mejoras de negocios que está buscando. Sin objetivos claros, no obtendrá resultados claros.

Compromiso inadecuado con el diseño: objetivos detallados y procesos de apoyo deben ser cuidadosamente pensados antes de la implantación. De otra manera, se enfrentará a mayores costos, retrasos y retrabajos.

Ignorar lo que el CRM revela acerca de los clientes: obtener mejor información acerca de sus clientes probablemente sea el principal motivo para la instalación del CRM. Use los reportes y aplíquelos de forma significativa para ampliar su relacionamiento con los clientes.

Subestimar los desafíos de adopción de los usuarios: los usuarios deben ser debidamente capacitados, lo cual requiere tiempo y recursos. A menudo, esto no es considerado en tiempo y forma y conlleva al fracaso del proyecto.

No implementar medidas de calidad de datos: antes de importar datos, asegúrese que los datos están debidamente integrados y limpios. Ignorar este paso o posponerlo puede resultar muy costoso.

Implementar un CRM requiere una inversión inicial en tiempo y recursos. Pero los beneficios bien lo valen: mayor lealtad de los clientes, nuevas ventas cruzadas (“cross-sell”), gestión de ventas eficiente y, por supuesto, mayor retorno de la inversión.

Categorías: CRM